Home > Novedades > Institucionales
 
14/08/2016
“PAMIR” – A 60 AÑOS DE SU NAUFRAGIO
Corrían los primeros años del Siglo XIX cuando Ferdinand Laeisz, que, por tradición familiar era fabricante de sombreros, logra vender sus productos en Sudamérica ( Bahía, Caracas, Valparaíso, etc. ). Pero es a raíz de la muy importante entrega que tiene que hacer con destino a Buenos Aires, que decide ampliar su negocio adquiriendo su primer barco. Se inicia así la empresa naviera Ferdinand Laeisz, que en su bandera lleva las iniciales “FL”. Su concepto siempre fue tener los mejores y más veloces veleros y, como todos los barcos de esta naviera llevan nombres que comienzan con la letra “P”, se los conocía mundialmente como los “Flying P-Liners”.
 
Uno de estos veleros de cuatro palos, destinado al tráfico marítimo entre Hamburgo y Chile, fue el “Pamir”, construido con casco de acero en 1905 en los astilleros Blohm & Voss de Hamburgo. Este astillero, que había tenido la “osadía” de iniciar en 1877 la construcción de barcos con casco de acero en Alemania, venia marcando las nuevas tendencias y adelantos, cuando hasta ese entonces los armadores alemanes solían comprar sus barcos en los tradicionales astilleros de Inglaterra. Hasta 1918 se construyeron para la naviera Laeisz siete veleros de este tipo, que eran llamadas las “7 hermanas”. 
 
El negocio en aquellos tiempos era traer salitre de Chile para Alemania y en ese comercio los veleros de la naviera Laeisz eran imbatibles en cuanto a seguridad y velocidad. Todos los viajes se hacían dando la vuelta por el Cabo de Hornos, soportando las inclemencias climáticas de aquella región, lo cual certifica la calidad de las naves y de sus capitanes.
 
Volviendo al velero “Pamir”, éste es sorprendido por el inicio de la Primera Guerra Mundial, en su viaje de regreso a Alemania. Motivo por lo que su capitán decide esconder el navío en una bahía de las Islas Canarias, donde queda hasta 1921, cuando es entregado como “botín de guerra” a Italia, que durante tres años no sabe qué hacer con el barco, por lo cual la misma naviera Laeisz lo “recompra” en 1924. Hace nuevamente viajes a Chile y también a Australia hasta 1931, cuando es vendido a la naviera finlandesa de Gustav Erikson, quien, conociendo la calidad de los barcos de Laeisz, estaba comprando cuantos pudiera para llevar trigo de Australia a Europa. 
 
Durante la Segunda Guerra Mundial, Nueva Zelandia ( en manos inglesas ) argumentando que Finlandia había atacado a la Unión Soviética, declara al barco finlandés como “buena presa” y lo incauta para usarlo como buque-escuela. En 1946, luego de arduas gestiones, Gustav Erikson logra finalmente la devolución de los 4 veleros que le habían incautado, entre los que se encontraban dos de las “7 hermanas”, a saber : “Pamir” y “Passat”. 
 
Pero se hacía cada vez más difícil para los veleros competir en el transporte de carga, por lo cual el hijo de G. Erikson los vende a un astillero desguazador de Bélgica. 
 
Y aquí aparecen nuevamente los armadores de la renaciente Alemania, que tiene necesidad de formar nueva gente de mar y el armador hamburgués Heinz Schliewen compra, en 1951, los veleros “Pamir” y “Passat” para ser transformados, en el astillero Howaldtswerke, en buque-escuela, llevando, además de la tripulación estable de aprox. 30 personas, a otros 60 jóvenes de entre 15 y 18 años, para aprender el oficio. Luego tomaría a su cargo los dos veleros la Fundación Pamir-Passat, corporación formada por todos los armadores alemanes. En parte se financiaba esta instrucción a los nuevos marinos mercantes también con el transporte de granos que estaba comprando Alemania a través de la Frachten-Treuhand-Gesellschaft, un holding creado para coordinar dichas compras en el exterior. 
 
Como uno de los grandes proveedores de granos es la Argentina, los dos veleros, “Pamir” y “Passat”, son puestos en servicio para hacer la ruta Hamburgo - Buenos Aires, siendo atendidos aquí por la Agencia Marítima Sudocean. Esta Agencia, dirigida por Herbert Huthoff y Thilo Martens, se ocupa asimismo de que, durante la estadía en puerto, los jóvenes alemanes tuvieran contacto con la colectividad, para lo cual les ponen a disposición ómnibuses para ser trasladados a las fiestas de confraternidad que se organizaban en los clubes y escuelas. Es así como se va formando una relación muy cordial entre los residentes y los visitantes.
 
Luego de zarpar de Buenos Aires, el velero “Pamir”, en viaje de regreso a Hamburgo, se cruza, el 21 de septiembre de 1957, en las cercanías de las Islas Azores, con el huracán “Carrie”. Con una carga a granel de la muy resbaladiza cebada, posiblemente mal estibada debido a una huelga de estibadores que había habido en el puerto de Buenos Aires, el velero “Pamir” comienza a escorarse, hasta que finalmente naufraga. De los 86 tripulantes son rescatados con vida solamente 6, todos ellos muy jóvenes y sin la experiencia necesaria para poder informar fehacientemente sobre lo ocurrido en las últimas horas del velero “Pamir”. A ello debemos agregar, como lo dice el informe oficial del Seeamt Lübeck, que, además del corrimiento de la carga, puede haber influido el hecho de que - por licencia de ambos titulares - para ese fatídico viaje, “Pamir” haya estado al mando de un capitán suplente y de un primer oficial que no tenía experiencia en veleros. 
 
Este naufragio conmovió al mundo entero y obviamente también a la colectividad alemana en Buenos Aires, que realizó varios actos recordatorios, a los que asistieron también representantes de la marina argentina. Una de las bandas de las coronas enviadas, con la leyenda “Armada Argentina” se encuentra hoy junto a lo que quedó del bote salvavidas Nro. 6 en la iglesia St. Jakobi, en la ciudad de Lübeck, Alemania.
 
Con motivo de cumplirse el 60° aniversario del naufragio, la Federación de Asociaciones Argentino-Germanas (FAAG), a través de su Comisión de Homenaje Pamir, realizará el sábado, 23 de septiembre de 2017, un acto recordatorio en el Museo Naval de la Nación (Paseo Victorica 602, Tigre), al que se convoca a asistir a todos los interesados. Además del oficio religioso ecuménico, cantará un coro y se pronunciarán palabras alusivas. 
 
 
RODOLFO HEPE

Descargar archivo

 

Buscar:
Otras Noticias
11 / 11 / 2017
Mercado de Pulgas
04 / 11 / 2017
Valses de Amor


                 
Federacion de Asociaciones Argentino Germanas

La Institución
Misión institucional
Historia
Consejo directivo
Agenda
Agenda de eventos
Novedades
Comunidad Alemana
Comunidades Amigas
Efemerides
Institucionales
Notas de Interes
Medios
Graficos
Radios
Television
Servicios
Como asociarse
Beneficios FAAG
Asociaciones
CULTURALES
DE CANTO
DE CULTO - RELIGION
DE FIN BENEFICO
DEPORTIVAS
EDUCATIVAS
EMBAJADAS
FEDERACIONES
FUNDACIONES
GRUPOS DE BAILE
HOGAR DE ANCIANOS
ORQUESTAS
PRENSA - RADIO - TV
VARIOS
VARIOS EXTERIOR
Contacto

 




Avenida Belgrano 295 | Piso 6°, Of. 17 | C1092AAC | Buenos Aires | Argentina    •    Tel./Fax: +54 11 4343-9817
Powered by BOOM!